2014/08/25

PRIMER DÍA EN LONDRES: DEL BIG BEN AL TUSSAUDS PASANDO POR EL LONDON EYE



Continuamos nuestro viaje, esta vez ya en Londres. Aunque tenemos la suerte de haber ido bastantes veces, en esta ocasión el viaje ha sido muy diferente, y la diferencia la ha marcado viajar con Hugo que era la primera vez que visitaba la ciudad. Así que pensamos el recorrido para alguien que no conoce Londres y para niños en edades desde los tres a los trece, algo nada fácil...

La ilusión se reflejó en sus ojos cuando salimos del metro (en Westminster) y lo primero que vimos fue el Big Ben. Hugo no paraba de mirar la torre y de frotarse los ojos, fue un momento de esos que no se olvidan... después de fotografiarlo unas cuantas veces, fuimos a la Abadía de Westminster, donde entramos en la iglesia anglicana de Santa Margarita que se encuentra en un lateral, muy recomendable y una buena excusa para explicar a los peques algunos detalles sobre el anglicanismo. 

Volvimos sobre nuestros pasos y cruzamos el puente de Westminster para poder ver la Casa del Parlamento en su totalidad y dirigirnos por la orilla del Thamesis al London Eye, la noria. Las vistas son espectaculares, además de ser una buena manera de situarte en la ciudad. A nosotros nos sirvió también para descubrir un parque infantil con cuerdas muy chulo, donde aprovechamos para comer y pasar un buen rato.

Más tarde, fuimos a la estación de metro de Waterloo, que está muy cerquita de la zona, donde cogimos la línea Bakerloo, para paramos en Baker Street, directos al Madame Tussauds. No habíamos estado nunca y resulto estar muy bien. Fue muy divertido ver a alguno de nuestros personajes preferidos y poder fotografiarnos con ellos, la verdad es que si te acercas es increíble como están hechos... La visita es de lo más amena, después de visitar las diferentes salas con los personajes, recorres en un pequeño tren formado por taxis londinenses la historia de Londres. Tuvimos suerte, y coincidió con el estreno de una zona dedicada a los superhéroes de Marvel y de una película en 4D, que fue la delicia de todos, estaban alucinados.

Después de un largo y fascinante día volvimos a nuestra casa de acogida, donde nos esperaba una maravillosa cena, costillas marinadas con una salsa de soja y especias espectacularmente horneadas. Un broche de lujo para un primer día londinense de película...

No hay comentarios:

Publicar un comentario