27/8/2014

SEGUNDO DÍA EN LONDRES: ST PAUL'S Y PASEO POR EL BANKSIDE

El segundo día de visita en Londres dimos una vuelta por uno de los paseos que más nos gustan, el Bankside a lo largo del río. Alguna veces lo comenzamos desde el London Eye, pero esta vez arrancamos visitando la Catedral de St. Paul, porque hasta ahora no la habíamos visto por dentro. Llegamos allí desde la estación de metro Mansion House, y la verdad es que aunque hay que pagar entrada, merece la pena. Es sin duda uno de los edificios más importantes de Londres y de toda la arquitectura neoclásica, y la obra maestra del arquitecto Sir Christopher Wren. Tanto su cúpula (que inspiró más tarde a la del Capitolio) como sus interiores son magníficos, llenos de orden y riqueza. Maravilloso. 

Desde allí se pasa por el Puente del Milenio (de Sir Norman Fóster) viendo todo el skyline de la ciudad hasta justo enfrente de la Tate Modern, uno de los mejores museos de arte contemporáneo del mundo. Es un buen plan siempre, haga bueno o no, porque además de disfrutar del edificio (de los arquitectos suizos Herzo&DeMeuron) se puede visitar la colección de un par de plantas sin pagar entrada. Además, os recomendamos que después de salir de la Tate os acerquéis al Pub que está al lado, el Founders Arms, para comeos la hamburguesa Tower 42 que nosotros siempre nos zampamos.

Después de la comida viene el paseo por todo el Bankside, despacio y disfrutando del Río Támesis, hasta llegar al Tower Bridge y al Ayuntamiento, un edificio nuevo también de Fóster. Siempre bajo la atenta mirada de The Shard (la Aguja), un nuevo rascacielos que ha cambiado la imagen de la ciudad y se ha convertido en una nueva atracción (se recomienda subir a su última planta para verlo todo, algo que no nos dio tiempo a hacer).

Pasado el Puente de la Torre de Londres más allá está Shad Tames, una bonita calle con pasarelas entre edificios que eran antiguos almacenes ahora recuperados por comerciantes. Todo este paseo, con calma y disfrutándolo, nos ocupó el segundo día...

25/8/2014

PRIMER DÍA EN LONDRES: DEL BIG BEN AL TUSSAUDS PASANDO POR EL LONDON EYE



Continuamos nuestro viaje, esta vez ya en Londres. Aunque tenemos la suerte de haber ido bastantes veces, en esta ocasión el viaje ha sido muy diferente, y la diferencia la ha marcado viajar con Hugo que era la primera vez que visitaba la ciudad. Así que pensamos el recorrido para alguien que no conoce Londres y para niños en edades desde los tres a los trece, algo nada fácil...

La ilusión se reflejó en sus ojos cuando salimos del metro (en Westminster) y lo primero que vimos fue el Big Ben. Hugo no paraba de mirar la torre y de frotarse los ojos, fue un momento de esos que no se olvidan... después de fotografiarlo unas cuantas veces, fuimos a la Abadía de Westminster, donde entramos en la iglesia anglicana de Santa Margarita que se encuentra en un lateral, muy recomendable y una buena excusa para explicar a los peques algunos detalles sobre el anglicanismo. 

Volvimos sobre nuestros pasos y cruzamos el puente de Westminster para poder ver la Casa del Parlamento en su totalidad y dirigirnos por la orilla del Thamesis al London Eye, la noria. Las vistas son espectaculares, además de ser una buena manera de situarte en la ciudad. A nosotros nos sirvió también para descubrir un parque infantil con cuerdas muy chulo, donde aprovechamos para comer y pasar un buen rato.

Más tarde, fuimos a la estación de metro de Waterloo, que está muy cerquita de la zona, donde cogimos la línea Bakerloo, para paramos en Baker Street, directos al Madame Tussauds. No habíamos estado nunca y resulto estar muy bien. Fue muy divertido ver a alguno de nuestros personajes preferidos y poder fotografiarnos con ellos, la verdad es que si te acercas es increíble como están hechos... La visita es de lo más amena, después de visitar las diferentes salas con los personajes, recorres en un pequeño tren formado por taxis londinenses la historia de Londres. Tuvimos suerte, y coincidió con el estreno de una zona dedicada a los superhéroes de Marvel y de una película en 4D, que fue la delicia de todos, estaban alucinados.

Después de un largo y fascinante día volvimos a nuestra casa de acogida, donde nos esperaba una maravillosa cena, costillas marinadas con una salsa de soja y especias espectacularmente horneadas. Un broche de lujo para un primer día londinense de película...

EL VIAJE A LONDRES: VISITA A WINDSOR









Ya estamos de vuelta! Qué viaje! Lo hemos pasado genial en casa de nuestros anfitriones y más que amigos, Consu y Edu. Hemos visitado casi todo lo visitable en Londres, pasando por Oxford, Windsor, Legoland... Aunque el tiempo no ha acompañado demasiado, la sensación que nos hemos traído es que hemos visto y disfrutado muchísimo, han sido unas vacaciones inolvidables. Y por eso las queremos compartir.

El primer día decidimos ir a Windsor, porque es una excursión fácil desde Maidenhead al estar muy cerca en tren o en coche. Nosotros vamos en tren, pero si se va desde Londres hay que cogerlo desde Paddington. Al llegar, lo primero que descubres es la Antigua Estación de trenes, antes muy grande, ahora restaurada y transformada en un agradable centro comercial. Desde allí se accede directamente al Castillo de Windsor, visita obligada. Son imprescindibles sus "Apartamentos de Estado", un buen número de salas interiores de varios estilos (gótico, neoclásico y rococó) de gran belleza y majestuosidad, la Casa de Muñecas de la Reina y la Capilla de San Jorge. También el cambio de guardia y el paseo por sus patios y jardines. En esta ocasión, la bandera que ondeaba en su torre indicaba que la reina estaba en el castillo. A la salida se puede disfrutar de un paseo por sus jardines recorriendo The Long Walk, una increíble línea recta de unos cuantos kilómetros que se adentra en la campiña inglesa.

Y después de la visita al Castillo, un paseo de tarde por la ciudad y las orillas del Thames, comer en el Wagamama que está al lado del Centro Comercial o, como en este caso, hamburguesa y fish&chips en el Browns, al lado del río. 

Un primer contacto con Inglaterra, sus costumbres y la realeza...

6/8/2014

FORMAS EN LA PLAYA DE ASTONDO

El fin de semana pasada tocó visitar la playa de Astondo, en Górliz. Una de las más bonitas y tranquilas de por aquí. Nos gusta mucho porque es una playa grande, ya que de hecho se junta con la de Plencia. Como sus aguas están en una bahía son bastante tranquilas y las olas que se forman en la orilla son perfectas para que los peques comiencen a practicar sin miedo el baño con oleaje. Se divierten mucho. De hecho, el agua en Astondo es bastante más plano porque está detrás de un muelle que impide bastante la ola.

Allí pasamos la mañana entera, desde bien pronto, y nos entretuvimos con muchas cosas. Una de las más curiosas fue la de ordenar las piedras de la orilla para construir un círculo y un cuadrado en la orilla, dos formas que servían como zona de juegos y despertaban alguna que otra mirada. Allí se quedaron y suponemos que la marea los habrá cubierto, dejándolos como reliquias que alguna vez volverán a descubrirse.

Astondo es una buena playa para nadar, descansar, pasear y disfrutar de la tranquilidad. Allí de hecho está el Sanatorio de Górliz, un edificio hospital de principios de siglo XX muy bonito, con unos grandes balcones orientados a la bahía donde tiene pinta que los pacientes y enfermos se encuentran mejor.

Y para acabar con la mañana, una buena comida en una cervecera cercana a la playa, subiendo por la cuesta desde la que se llega en coche, llamada Kilimanjaro. Es el plan para comer porque es rápido, rico y barato. Pollo, patatas, ensalada, pimientos, morcilla, chorizo a la sidra, croquetas,... Encontrar una cervecera cerca de cualquier playa vizcaína es éxito asegurado para resolver, sin complicaciones, la comida playera.

Feliz verano.

27/7/2014

BODA EN CEMBORÁIN

Hace una semana que se casaron Esperanza y Decimo. Una boda sencilla en Cemboráin, un pueblecito muy pequeño cerca de Pamplona, pero con mucho gusto. Fuimos unos pocos, pero la ceremonia fue muy calurosa. La iglesia que domina desde lo alto el pueblo y el maravilloso paisaje de campos de girasoles y cereales nos acogió a todos, y allí mismo pudimos alegrarnos del inolvidable momento del sí quiero. 

Un buen aperitivo vespertino, una sencilla pero rica cena a base de hojaldre con boletus, langostinos con pasta filo, solomillo a la plancha y postres de obrador; una compañía muy amena, un baile con copas hasta las tantas de la madrugada y pequeños detalles como las luces que adornaban la barra del bar han hecho de esta última boda una fiesta memorable. Risas y más risas.

Ah, y yo por fin pude estrenar una falda plisada que compré en un viaje a Brasil, en una tienda vintage de Rio de Janeiro, y que nunca me había puesto.

22/7/2014

COJINES DE TELA JAPONESA



Los peques van creciendo y la casa sigue transformándose, así que ahora, la cuna es también su sofá de lectura.

Poco a poco vamos completando su espacio. Y uno de nuestros objetivos es conseguir una habitación agradable, un lugar pensado en sus necesidades, en el que les apetezca estar y jugar. Y de nuevo Ikea nos ayuda a ello. El armario para su ropita, en realidad es un armario pensado para el baño, pero pusimos un tirador con forma de nube y dos barras para colgar la ropa y se convirtió en armario. En otro post ya os enseñamos nuestro espacio para los disfraces que camuflamos con el estor blanco que cuelga de una estantería lack. Y como os traemos hoy, la cuna ha pasado a ser un sofá al quitarle el lateral y completarla con estos cinco cojines, que hemos enfundado con las telas de la tienda que visitamos en Barcelona, las telas japonesas de Nunoya, y su osito Carlos, que descansa de maravilla entre ellos. 

Un pequeño cambio más que están agradeciendo durante las tardes de lectura.

15/7/2014

LAIDA PANORÁMICA









Siempre nos ha costado enseñaros el arenal infinito de Laida cuando baja la marea. Simplemente es espectacular. Miles de metros cuadrados de arena húmeda donde encontrar charcos, balsas, piscinas naturales de un palmo de profundidad para tumbarse al sol cubierto por aguas calientes,... Unos cuantos paseando a lo lejos, una caminata hasta las olas de veinte minutos, un paisaje increíble. Casi casi se puede llegar andando hasta la isla de Ízaro. 

Sin duda el lugar es uno de los rincones más bellos de Vizcaya y para nosotros tiene un encanto especial. Ha sido nuestra playa desde el primer día que llegaron y así está siendo, un verano más. Y hoy os traemos unas fotos panorámicas para intentar enseñaos con un poco más de fidelidad esos grandes y naturales espacios de Laida, que sin duda merece la pena visitar.

13/7/2014

UN SOMBRERO PANAMÁ PARA EL VERANO



Hace poco Mikel estuvo en Panamá y nos trajo dos sombreros panamá, como no podía ser de otra manera. Este es el sombrero de paja más famoso del mundo, por su utilidad, diseño y elegancia. En realidad es originario de Ecuador, y de hecho los mejores se fabrican allí (entre los que destacan los Montecristi). Pero durante la construcción del Canal de Panamá se enviaron miles de sombreros para los trabajadores desde Ecuador, y por eso se quedaron con este nombre. 

La calidad de este sombrero de ala depende de la cantidad de trenzado por centímetros cuadrado, cuanto más mejor. Son frescos, bonitos y útiles, y la manera de guardarlos en una caja, enrollados, los ha hecho más famosos todavía (hay que hacerlo utilizando la cinta negra como guía). Y al cabo de tres días de estar desenrollados vuelven a coger la forma...

Nosotros los hemos estrenado hoy en la playa de Laida y la verdad es que íbamos de lo más contentos...