2016/10/26

LA TARTA DEL HALCÓN MILENARIO

¿Os acordáis de la última tarta de cumpleaños que hicimos en casa? Sí, la de R2D2! Pues tanto éxito tuvo, que el cumpleañero ahora nos ha pedido otra de Star Wars. Y como nos gusta superarnos cada vez que se trata de prepararlo todo para la fiesta, nos hemos liado la manta a la cabeza y nos ha dado por fabricar el pastel de nuestra nave preferida de la saga: el Halcón Milenario. 

Han sido unas cuantas horas de preparación: hornear dos tartas de chocolate para darle forma un día antes; cubrirlo de nutella completamente para que haga de "pegamento" cuando se le coloca encima el fondant, y preparar poco a poco todos los detalles que, más o menos, sirven para hacerlo reconocible. Incluidas las sombras dibujadas con un pincel y un poco de tinta comestible negra...

Nos ha dado mucha pena comerlo, después de ver la cara de sorpresa que se le ha quedado cuando ha visto a la nave de Han Solo y Chewbacca. Eso sí, estaba tan bueno que no ha quedado nada, porque además la ha compartido con todos sus amigos padawans!

2016/10/13

OTRA MANUALIDAD INFANTIL: FLORES DE PAPEL


Llega el tiempo del otoño y con él esos fines de semana en los que nos quedamos en casa. Para hacerlos más agradables y bonitos, os vamos a ir recordando antiguas y nuevas entradas de Manualidades para hacer con los peques. A las Casitas de papel, las Mariquitas con tubos de cartón,  el Sistema Solar o la decoración de Halloween que ya hay que ir preparando, hoy sumamos unas sencillas y vistosas flores de papel muy fáciles de hacer.

Sólo hace falta una revista para elegir bien unas cuantas hojas, que tengan colores vivos o como os gusten. Separadlas, dobladlas tres veces y cortadlas con unas tijeras especiales pero que encontraréis en Tiger, con múltiples filos, tal y como véis en las fotos. A continuación, enrollad el papel en torno a un palo de los que usamos para hacer pinchos morunos y sujetadlo con celo en la base del papel. Separad un poco las "hojas" que se han formado y haced unas cuantas más, porque así tendréis un bonito ramo con el que poder decorar cualquier rincón de la casa. Según los colores de las hojas de la revista que hayáis escogido, tendréis uno u otro tono. Una manualidad sencilla pero muy aparente que seguro que les gusta a todos los peques (y no tan peques).

2016/09/15

EL RESTAURANTE SALTXIPI DE SAN SEBASTIÁN

Apuntad este restaurante para comer muy bien en Donosti: el Saltxipi. Hace unas semanas estuvimos por allí y salimos encantados. Por todo. 

Lo regenta la familia Ortega, con Jon en cocina y Gorka en sala, un producto muy bueno y una atención muy amable y cuidada. El entorno y los comedores son acogedores, se puede comer fuera en verano aunque los interiores son muy domésticos y en ellos se está como en casa. Así que con estos ingredientes la comida resultó ser exquisita, tanto que aquí os dejamos unas cuantas fotos de lo que comimos.

Recomendamos sobre todo el txangurro al horno. Especialidad de la casa de la que damos fe, porque es de los mejores que hemos probado. También las almejas a la marinera, de buen tamaño y carne y bien acompañadas con una salsa que acabamos a cucharadas. Después, un rodaballo para todos, rico y fresco. Buen producto y bien tratado. Y por último, los postres, pantxineta, tartaleta de queso con arándanos y torrija. De nuevo todo exquisito.

Insistimos, si queréis comer bien en Donosti, acertaréis llamando a Gorka para reservar en el Saltxipi. El precio medio, unos cuarenta y cinco euros -según el vino que toméis-, lo merece. Un acierto.

2016/09/08

EL PARQUE Y LA PLAYA DE GARAIO


El fin de semana con la autoca del tío lo hemos pasado en el Parque y las playas de Garaio. Es un pantano cerca de Vitoria, muy accesible desde la autovía que va hacia Pamplona, y muy bien acondicionado para pasar un día de verano en un entorno natural precioso. Y si además se va con autoca, mejor.

Nosotros llegamos al atardecer, prácticamente solos. Tiramos unas piedras al pantano y aprovechamos para bañarnos en una zona acondicionada que hay en la playa. Desde el agua, la puesta de sol fue increíble. Más tarde, cena en la autoca y visita para ver las estrellas tumbados en la playa de piedrecitas. Como allí no hay contaminación lumínica, imaginaos qué cielo pudimos ver. Después de la experiencia de ver la Vía Láctea, salimos con la autoca al parking que hay justo a la entrada del Parque, porque no se puede pasar noche en su interior. Allí nos encontramos con unas cuantas más ya que la zona está bien acondicionada para aparcar.

Al día siguiente los primeros en el pantano, de nuevo solos, para disfrutar de un amanecer soleado y tranquilo, silencioso y en plena naturaleza. Por allí se puede pasear bordeando el lago, a pie o en bici -son unos 14 kilómetros de caminata-, y hay varias zonas con playas para remojarte. Nosotros nos dedicamos al desayuno en la autoca y a disfrutar todo el día de la playa de Garaio, un lugar muy recomendable para pasar uno o dos días de excursión. Ah, allí dejamos nuestra obra de arte, la huella de un amigo que se tumbó en la playa.

2016/09/01

FIN DE SEMANA CON LA AUTOCARAVANA

Hace unos pocos fines de semana salimos un fin de semana con la autoca del tío Mikel. Una Hymer bien chula en la que pasamos dos noches durmiendo en el pantano de Garaio, un lugar precioso cerca de Vitoria donde bañarse y disfrutar de la naturaleza (os lo enseñamos en el siguiente post). 

La autocaravana es muy chula. Por dentro es parecida a la que nos regaló en pequeño hace unos años y que os enseñamos en la entrada "Una hymer en miniatura". En la que tiene ahora se entra por detrás, con la cocina a la izquierda y el bañoducha enfrente, un sofá y la mesa con dos asientos dobles en el centro, y el piloto y el copiloto con la cama grande encima. 

Ha sido la primera vez que hemos ido en autocaravana y nos ha encantado. Los peques se lo han pasado muy bien porque es como viajar en una casa. Por las noches hemos salido a ver las estrellas de un cielo que es imposible ver en la ciudad, y por la mañana es magnífico levantarte sin compañía en un lugar natural y desayunar con las ventanas abiertas, para después salir a dar un paseo y coger flores con las que hacer un bonito ramo. Luego, baño en el pantano, comida en el campo, pequeña siesta y otra vez al agua. Y al finalizar el día, una buena cena y otra vez a ver las estrellas.

Lo dicho, nos ha gustado mucho la experiencia, y ya estamos esperando a la próxima ocasión para volver a salir de excursión con la autoca del tío Mikel.

2016/08/21

HACER CON ARENA

Somos unos aficionados. Lo reconocemos. No aspiramos a convertirnos en esos escultores que con arena crean enormes castillos o construcciones de lo más fantástico en las playas, porque lo nuestro es dedicarle un poco de tiempo e imaginación a hacer con arena algo chulo en la orilla. Nada más. 

Y este verano hemos ido dejando por ahí pequeños tesoros que, hechos con una pala, han salteado de sonrisas o citas arquitectónicas la playa. A veces ha sido un pequeño espíritu del bosque, de esos que salen en la película de El Viaje de Chihiro (al principio, cuando se para antes de entrar a un túnel), otras veces un Totoro (notaréis que nos gustan mucho los personajes y películas de Hayao Miyazaki); otras una pirámide, bien egipcia o azteca,... Y un día nos animamos a reproducir de manera simplificada una iglesia que se encuentra en Etiopía y que nos gusta mucho, la de San Jorge en Lalibela, que es una construcción peculiar porque se talló en la roca excavando el suelo en el siglo XIII.

En cualquier caso, allí los hemos dejado a todos. Mirando al mar, tranquilos, y saludando a la gente que se gira para verlos al pasar...


2016/06/26

NUEVA MESA DE ESTUDIO EN EL CUARTO DE LOS NIÑOS

Cómo ha cambiado la habitación de los peques. Va adaptándose a la vida y transformándose. Primero aparecieron unas mariposas en el techo, después fue un poco de orden, luego se instaló la cuna con sus cojines y ahora estamos de estreno. El último gran cambio ha sido precisamente sustituir la que ha sido camita durante muchos años por una mesa donde poder dibujar, leer, estudiar, pintar... Con un presupuesto ajustado hemos conseguido un ambiente tranquilo y cálido donde ahora juegan y trabajan muy a gusto.

Después de buscar muchas mesas nos dimos cuenta que la altura de los tableros era demasiado alta para su edad. Así que mirando y mirando dimos con la solución: una tabla de madera contrachapada de 175 centímetros de largo y tres centímetros de canto, acabado arce que es más claro que el haya; soportado con dos muebles de Ikea de los que habitualmente se utilizan para muebles de salón (los Besta), porque tienen una altura de 60 cm. y permiten colocar el tablero más bajo y cómodo que lo habitual. Además uno de los frontales es el Marviken con acabado blanco y nogal que combina muy bien, no sólo con la tabla sino también con las sillas, que son de Superstudio, imitación de las DSW de los Eames (muy baratas por cierto y troteras).

Y para acompañar el cambio, una gran alfombra de KP a medida, blanca y de tacto suave, que por cierto cuidamos no pisar con zapatos. Siempre descalzos o con calcetines no sólo para no ensuciarla, sino para disfrutar de su tacto gozoso.

El resto de la decoración ha sido un poco de reciclaje (como la lack de Ikea que ya teníamos o la recolocación de nuestra Manualidad del sistema solar), unas lámparas blancas y poco más. Pinturas, papel, libros y tranquilidad. 

2016/06/13

EL JARDÍN ESTÁ LISTO

Ya tenemos preparado el jardín para el buen tiempo. A falta del mantenimiento de la madera exterior, ya están listas las hamacas con sus cojines, la sombrilla, las sillas (este año las hemos puesto blancas) y la mesa. Y como siempre nos gusta poner algo nuevo, traer novedades primaverales, nos pasamos por el vivero de plantas hace unos días y cogimos cuatro especies según sus posibilidades gastronómicas: una menta poleo, unos fresones, albahaca de canela y hierbabuena. Que junto con la menta que ya tenemos, y con los cuidados que necesitan, esperamos que crezcan mucho y den sus buenas hojas.

Además de las nuevas plantas, también hemos colocado unos cuantos candiles con velas, que por la noche alumbran tenuemente los rincones del jardín. No veáis la de veces que nos dicen ahora los peques para cenar afuera, ya que lo que más les gusta es encenderlas y ver cómo destellean suavemente. Tenemos todo el verano para disfrutarlas...